-A +A

Camino de Santiago

De los cuatro itinerarios principales, el más occidental pasa por Blois

Uno de los itinerarios a Santiago de Compostela conduce a los peregrinos por Blois, donde numerosos indicios atestiguan su paso por allí

El camino de Tours o via Turonensis, referido en los relatos, también es atestiguado por los numerosos hospicios, capellanías y cofradías dedicadas al apóstol que jalonaban el recorrido. Se lo conocía como "gran camino", "camino empedrado de los peregrinos", "gran calzada" o "camino bajo" para los alemanes (por oposición al itinerario suizo).

Desde la Europa del Norte y París, los caminos de Santiago y de San Martín de Tours se superponen. Desde el siglo XIV, la vía es abandonada en favor de otras rutas. Las enfermedades y hambrunas llevarán al declive de Santiago de Compostela, antes del resurgimiento de las búsquedas personales o espirituales a finales del siglo XX.

En Blois, tras cruzar el puente, nos guiaremos por los pináculos de pizarra de la antigua abadía de Saint-Lomer (o Laumer, hoy Saint-Nicolas), obra gótica precoz y creativa debida al mecenazgo de Thibault de Champagne. La cúpula con linterna que ilumina el crucero es el sello distintivo de una iglesia de peregrinación. Ya después, será fácil seguir la dirección sudoeste, siempre por un bello dique del Loira que abandonaremos en Amboise.