-A +A

Nuestro territorio Blois-Chambord

Loira, Sologne, Valle del Cisse, Beauce...

Blois Chambord: 90 municipios para un destino prestigioso

Cada uno de los tres ríos principales del departamento francés de Loir-et-Cher constituye un gran grupo paisajístico que solo se comprende, por definición, cuando se lo resitúa en el curso global de la vía navegable. Estos valles ofrecen los paisajes más espectaculares o «pintorescos» del departamento, abriendo las vistas gracias a los relieves más acentuados, cristalizando parte del patrimonio construido, el de los castillos, ciudades, pueblos y construcciones troglodíticas, ofreciendo parajes extraordinarios y disfrutando de entornos ecológicos variados, en los que las zonas húmedas del fondo de los valles conviven con los ambientes secos de las laderas.

Así aparecen, en total, ocho grandes conjuntos paisajísticos en el departamento de Loir-et-Cher: la Sologne, la Beauce, el Perche, los confines de Turena, los confines de Berry, el valle del Loira, el valle del Loir y el valle del Cher.

El destino Blois Chambord-Valle del Loira abarca 90 municipios que comprenden tres de estos paisajes: valle del Loira (alrededor de Blois), La Beauce (al norte del Loira) y la Sologne (al sur del Loira). Y como complemento, el sorprendente Valle del Cisse, situado al noroeste de Blois.

El Loira, una riqueza cultural y natural a lo largo de más de 1.000 km

Es el río más largo de Europa en estado salvaje. Recordemos que el Valle del Loira pertenece al Patrimonio Mundial de la Unesco desde el año 2000. En Loir-et-Cher, de Lestiou a Rilly sur Loire, el río ofrece una notable diversidad paisajística y cultural, que puede disfrutarse en cualquier estación. Los paseos organizados en canoa, barco tradicional, remo, y por las orillas en bici, a pie o a caballo, se desarrollan en un marco preciso. Para las otras actividades de ocio que pueden practicarse libremente alrededor del Loira, es conveniente informarse antes de salir para observar algunas reglas, de carácter no vinculante. A continuación, te detallamos algunas indicaciones de prevención o prohibición que te ayudarán a disfrutar de tu actividad recreativa en las mejores condiciones.

Pescar en el Loira

La pesca en el Loira está autorizada a lo largo de todo su eje departamental, de Saint-Laurent-Nouan a Rilly-sur-Loire. El pescador deberá disponer de una licencia de pesca válida. Solo la pesca del salmón está terminantemente prohibida en el eje del Loira. Se autorizan todas las técnicas de pesca:
- Pesca cebada y pesca al feeder para todos los ciprínidos (peces blancos);
- Pesca de la carpa, diurna en todo el eje del río y nocturna en ciertos tramos del Loira (informarse en la Federación de pesca);
- Pesca de depredadores: percas, luciopercas, lucios, siluros... en barco o desde la orilla, autorizada para todas las técnicas (con pez vivo, señuelo artificial, pez muerto manejado, "tirette"…).

¿Qué peces se pueden pescar?
Principalmente luciopercas, siluros, lucios, bagres, gobios, bremas, alburnos, carpa común y mújol.

Navegar por el Loira

La navegación fluvial, reglamentada por orden prefectoral del 31 de julio de 1975, se efectúa por cuenta y riesgo de los usuarios. Si bien las embarcaciones a motor están permitidas a velocidad limitada, se prohíben las motos de agua. La puesta a flote puede efectuarse en cualquier punto del dominio público fluvial, en los lugares que lo permitan. Sin embargo, los usuarios deberán tener cuidado de no dañar el entorno y de respetar a lo demás usuarios del río (pescadores, actividades náuticas de recreo, etc.). Cabe observar que los diferentes puentes y el nivel generalmente bajo del Loira dificultan la navegación a lo largo de varios kilómetros. Es por este motivo que no podemos proponer cruceros de varios días.

Bañarse en el Loira

Por orden prefectoral del 10 de julio de 1970, está prohibido bañarse en el Loira por razones de seguridad en todo el departamento. Sin embargo, existen playas de arena a lo largo del Loira donde se puede tomar el sol, y numerosos miradores como el situado en la orilla izquierda entre Blois y Saint-Dyé-sur-Loire, que permite contemplar el castillo de Ménars. También los puertos son agradables lugares de paseo. Si sigues la orilla izquierda del Loira saliendo del puerto de la Creusille en Blois, podrás tomar espléndidas fotos de las vistas panorámicas de la ciudad.

Y si te animas, coge la bici y pedalea por una de las rutas de los Castillos en bici para descubrir el baño natural en la comarca de Chambord.

Las especies animales protegidas y amenazadas

Muchas especies que viven alrededor del río están protegidas y amenazadas. Durante la práctica de tus actividades de ocio, el respeto de todas las especies faunísticas es de rigor. Considerado como un corredor migratorio, el Loira acoge a varias especies de aves migratorias que utilizan las islas de arena para hacer una larga pausa en el transcurso de su viaje. El charrán y el chorlitejo chico llegan en abril y nidifican en los bancos de arena, antes de marcharse a la costa occidental africana para pasar el invierno. Algunas de estas islas hoy están protegidas para no perturbar la reproducción ni dañar la flora.

Roedores

• Castor
• Rata de agua
• Rata almizclera
• Nutria (Myocastor coypus, especie considerada nociva)

Principales aves notables

• Charrán
• Garza
• Cormorán (especie hibernante que llega a mediados de agosto y se marcha en el mes de marzo para nidificar en los países nórdicos)
• Garceta común
• Águila pescadora (nidifica en los bosques de Sologne)
• Avefría europea (Vanellus vanellus)
• Martín pescador
• Avión zapador (Riparia riparia)
Y muchas otras especies que encontramos en los campos de Sologne y de la Región Centro-Valle del Loira.

 

PAISAJES DE SOLOGNE

LA GRAN SOLOGNE Y LA SOLOGNE VITÍCOLA

Al sudeste, la Sologne de los bosques y estanques se extiende principalmente dentro del departamento, pero se prolonga también al sur del Loiret y al noroeste del Cher, para cubrir la mayor parte del territorio entre Blois, Orléans y Bourges. Los bosques de Sologne están compuestos por robles, abedules, helechos, pinos laricios y marítimos, pero también se encuentran rastros de bosques decimonónicos, con abundantes plantaciones de castaños. Su particularidad reside en gran parte en la naturaleza de su suelo, que suele ser ácido, a veces húmedo y otras, por el contrario, seco. La red extraordinariamente densa de estanques constituye la mayor superficie de humedales de interés internacional de Europa continental.

En Sologne, las amplias extensiones boscosas salpicadas por un sinfín de estanques discretos componen la llamada Gran Sologne, que cubre la mayor parte del territorio. Pero hacia el oeste, de Bracieux a Mur-de-Sologne, el bosque se abre progresivamente, dando paso a parcelas cultivadas mezcladas con bosques, en donde la viña deja su impronta en el paisaje, imbricada en las parcelas hortícolas o de pequeños criaderos. Aparece entonces otro paisaje, original: la Sologne vitícola.

 LA BEAUCE Y EL VALLE DEL CISSE

En La Beauce, el área comprendida entre Blois y el bosque de Marchenoir se denomina tradicionalmente la «Beauce Blésoise». Sus características paisajísticas, no obstante, son similares a las de la «Gran Beauce» o «Beauce Orléanaise», que se extiende hacia el norte, más allá del bosque de Marchenoir.

En cambio, el valle del Cisse, nacido discretamente de un pliegue insignificante en las extensiones abiertas y allanadas de la Beauce, constituye un paisaje particular a partir de Champigny-en-Beauce, en la orilla derecha, y Averdon, en la orilla izquierda, cuando sus concavidades aumentan y la ocupación del suelo se diversifica, hasta su desembocadura en el eje del valle del Loira, al oeste del bosque de Blois. Asimismo, al norte, la franja encrespada que constituyen los pequeños valles afluentes del río Loir, le otorga a la Beauce una faz completamente diferente: esa transición entre valle del Loir y Beauce se caracteriza por un relieve marcado y numerosas zonas boscosas.