-A +A

Castillo Real de Blois

Introducción a la visita del Valle del Loira

La ciudad de Blois y su castillo son, sin duda alguna, la puerta de entrada a los castillos del Loira.

Ya en el siglo VI se documenta la existencia de una primera fortaleza –denominada «castrum»– en el emplazamiento del actual castillo, sobre un promontorio rocoso que domina el Loira y su valle. El Castillo Real de Blois ofrece un verdadero panorama de la historia de los Castillos del Loira, con cuatro fachadas que evocan cuatro épocas diferentes. Es el único castillo que puede vanagloriarse de haber albergado a no menos de diez reinas y siete reyes de Francia.

El interior del Castillo Real de Blois

Sala de los Estados Generales

En el siglo IX, los condes de Blois construyen una fortaleza que se irá transformando con el correr de los siglos. De este periodo se conservan algunos vestigios de murallas, la torre conocida como «du Foix» y la Sala de los Estados Generales

Se trata de la sala señorial más antigua de Francia, y se caracteriza por ser una gran sala dividida en dos naves mediante una serie de columnas.
Debe su nombre al rey Enrique III, quien convocó allí en dos ocasiones a los Estados Generales de Francia, en 1576 y en 1588, para tratar de frenar las guerras de religión que asolaban el reino.

Ala Francisco I

A su llegada al trono en 1515, el rey Francisco I emprende la remodelación del ala norte del castillo que daba a los jardines, en cuyo diseñó intervino el paisajista italiano Pacello Da Mercoliano. Cuatro campañas de obras se sucederán hasta 1524, año en que fallece su esposa Claudia de Francia (hija de Luis XII y de Ana de Bretaña).

La arquitectura renacentista manifiesta influencias italianas, con la escalera de caracol adornada con pilastras, las salamandras (emblemas del rey) y otros motivos a la antigua, del lado del patio, y también con las famosas logias que decoran la fachada que hoy da a la ciudad, inspiradas en las que creara el arquitecto Bramante en el Vaticano en Roma.

En la primera planta de este edificio vivirá la reina Catalina de Médicis durante la segunda mitad del siglo XVI. Sus hijos Francisco II, Carlos IX y Enrique III, ocuparán sucesivamente la segunda planta.

Ala Luis XII

En 1498, Luis, conde de Blois y duque de Orleans, sube al trono de Francia con el nombre de Luis XII. Este ordena importantes obras de restauración y acondicionamiento del castillo y los jardines para instalar la corte de Francia en Blois.

El ala Luis XII es característica del Renacimiento francés, con sus fachadas decoradas con alternancia de ladrillos y piedras, la ornamentación de ventanas y buhardillas y la estatua ecuestre del rey en un nicho encima del pórtico principal.

En el patio, la capilla Saint-Calais, que será terminada por su sucesor, el rey Francisco I, también es representativa de esta época.

Ala Gastón de Orleans

Aquí encontrarán refugio, en el siglo XVII, la reina María de Médicis y su hijo Gastón de Orleans. Este último, con la ayuda del arquitecto Mansart, emprende en 1635 la reconstrucción del castillo. Sus proyectos concluirán tres años más tarde, con el nacimiento del heredero al trono de Francia, su sobrino, el futuro Luis XIV.

El ala Gastón de Orleans refleja la arquitectura clásica entonces incipiente, con su gran cúpula que corona la escalera de honor, su frontón con el escudo de Francia y la rítmica y simetría de sus ventanas. Paralelamente, encarga la realización de un jardín botánico excepcional por la diversidad de plantas, unas 2.300 especies. A la muerte de Gastón de Orleans, en 1660, el Castillo de Blois cae en el olvido, y sus jardines quedan abandonados.

Finalmente, el Castillo se salvará de la demolición revolucionaria al ser destinado al ejército. En efecto, albergará diferentes regimientos militares hasta 1840, fecha en que es declarado monumento histórico de Francia por iniciativa de Prosper Mérimée. A partir de 1843, el arquitecto Félix Duban manda realizar importantes restauraciones.

En 1992, el arquitecto paisajista Gilles Clément crea nuevos jardines en el emplazamiento de los jardines renacentistas de Luis XII y Ana de Bretaña: el Jardín de los Simples y el de las Flores Reales.

La evolución del Castillo en pantallas 3D

Diversas maquetas en 3D en la Sala de los Estados Generales, completadas por una animación en vídeo, presentan el Castillo desde la fortaleza medieval de los condes de Blois hasta las restauraciones del siglo XIX, pasando por las obras de Luis XII, Francisco I y Gastón de Orleans.

Espectáculo de luz y sonido en el Castillo

¡Un festival de efectos especiales para descubrir la Historia como nunca antes la habías visto! Al caer la noche, el Castillo Real de Blois se convierte en escenario de una experiencia inolvidable. Los espectadores se dan cita en el patio del castillo para disfrutar de 45 minutos deslumbrantes que evocan los episodios más significativos de la historia del lugar.

El Castillo Real de Blois hoy

Hoy, el Castillo Real de Blois es un Museo de Francia que cuenta con 35.000 obras y colecciones. Alberga el museo lapidario del Castillo y el Museo de Bellas Artes de la ciudad de Blois, siendo además escenario de numerosas animaciones anuales y temporales.

Asesinato del duque de Guisa

En la mañana del 23 de diciembre de 1588, Enrique de Lorena, tercer duque de Guisa, es convocado por el rey Enrique III a sus aposentos del Castillo Real de Blois, donde cae apuñalado por los «cuarenta y cinco», los gascones de la guardia personal del rey. Apostado detrás de unas cortinas del gabinete nuevo, Enrique III comprueba luego la muerte de su rival y, según la leyenda, exclama: «¡Dios mío, qué grande es! Parece más grande muerto que vivo». 

En efecto, para restablecer su autoridad real, y tras ser expulsado de París por el pueblo partidario de la Liga católica y de su jefe, el duque de Guisa, el rey Enrique III decide convocar los segundos Estados Generales, el 16 de octubre de 1588 en Blois. Pero como la mayoría de los diputados son adictos a la causa del duque de Guisa, el rey lo manda matar, así como a su hermano, el Cardenal de Lorena (quien será asesinado al día siguiente, el 24 de diciembre).

Castillo Real de Blois